top of page

Miércoles de la tercera semana de Cuaresma

"Pero presta atención y ten cuidado, para no olvidar las cosas que has visto con tus propios ojos, ni dejar que se aparten de tu corazón un solo instante. Enséñalas a tus hijos y a tus nietos." (Dt 4,9).¡No podemos entender el significado completo de la ley olvidando que tiene sus raíces en la memoria agradecida de lo que Dios ha hecho con nosotros!


En algunos momentos puede parecer que Jesús niega las enseñanzas de su pueblo, pero si leemos con atención el Evangelio varias veces se repite: "hacer como manda la ley", como diciendo que en un principio la forma de actuar del Señor es contrariamente a la tradición de los padres, pero no es realmente así: Jesús nos ayuda a profundizar en las enseñanzas de los profetas, a captar su significado, a identificar la meta a la que conducen: el amor y la búsqueda del bien de los hermanos

Si vivimos la ley con la disposición interior de quien va más allá de la letra por amor a los hermanos, entonces también nosotros la llevaremos a cumplimiento.



PRIMERA LECTURA

Observen los mandamientos y pónganlos en práctica.

Lectura del libro del Deuteronomio 4, 1. 5-9

Moisés habló al pueblo, diciendo:

Y ahora, Israel, escucha los preceptos y las leyes que yo les enseño para que las pongan en práctica. Así ustedes vivirán y entrarán a tomar posesión de la tierra que les da el Señor, el Dios de sus padres.

Tengan bien presente que ha sido el Señor, mi Dios, el que me ordenó enseñarles los preceptos y las leyes que ustedes deberán cumplir en la tierra de la que van a tomar posesión. Obsérvenlos y pónganlos en práctica, porque así serán sabios y prudentes a los ojos de los pueblos, que al oír todas estas leyes, dirán: “¡Realmente es un pueblo sabio y prudente esta gran nación!”

¿Existe acaso una nación tan grande que tenga sus dioses cerca de ella, como el Señor, nuestro Dios, está cerca de nosotros siempre que lo invocamos? ¿Y qué gran nación tiene preceptos y costumbres tan justas como esta Ley que hoy promulgo en presencia de ustedes?

Pero presta atención y ten cuidado, para no olvidar las cosas que has visto con tus propios ojos, ni dejar que se aparten de tu corazón un solo instante. Enséñalas a tus hijos y a tus nietos.

Palabra de Dios.

 

EVANGELIO

El que los cumpla y enseñe será considerado grande.

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo 5, 17-19


Jesús dijo a sus discípulos:

No piensen que vine para abolir la Ley o los Profetas: Yo no he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. Les aseguro que no quedarán ni una i ni una coma de la Ley sin cumplirse, antes que desaparezcan el cielo y la tierra.

El que no cumpla el más pequeño de estos mandamientos, y enseñe a los otros a hacer lo mismo, será considerado el menor en el Reino de los Cielos. En cambio, el que los cumpla y enseñe, será considerado grande en el Reino de los Cielos.

Palabra del Señor.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page