top of page

PEQUEÑOS

Comenzamos la primera semana de Cuaresma e inmediatamente estamos llamados a elegir qué lado tomar, es más, en lugar de elegir, estamos invitados a enfrentar las consecuencias de nuestras acciones. En el Evangelio de hoy nos encontramos con una fuerte invitación a mirar profundamente a nosotros mismos y nuestra realidad. Hemos dicho que para construir la PAZ debemos reconocernos hermanos, es más, estamos llamados a hacernos servidores de los pequeños que nos rodean.

Preguntémonos, entonces, ¿quiénes son los pequeños de nuestro hoy? Tal vez caminando al trabajo o a la universidad, nos encontramos con una mirada de sufrimiento, ¿qué hacemos?

"Tuve hambre y tuve sed" no se limitan a necesidades fisiológicas que satisfacer, que todavía hay que asegurar a todos, sino que son una invitación a abrir el corazón para dar todo el amor que hemos recibido.

Aquí es donde nace todo compromiso por el bien común, reflexionemos con estas palabras de Giorgio La Pira, habla de su vocación política, cada uno de nosotros podría referirla a su propia vocación... ¡buen viaje!

No digas esa frase tan poco seria de siempre: ¡la política es mala! No: el compromiso político es un compromiso de humanidad y de santidad: es un compromiso que debe poder transmitir hacia sí los esfuerzos de una vida enteramente tejida de oración, meditación, prudencia, fortaleza, justicia y caridad.
Giorgio La Pira

En la medida que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo.

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo 25, 31-46

Jesús dijo a sus discípulos:

Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria rodeado de todos los ángeles, se sentará en su trono glorioso. Todas las naciones serán reunidas en su presencia, y Él separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos, y pondrá a aquéllas a su derecha y a éstos a su izquierda.

Entonces el Rey dirá a los que tenga a su derecha: “Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; era forastero, y me alojaron; estaba desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver”.

Los justos le responderán: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero, y te alojamos; desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o preso, y fuimos a verte?”

Y el Rey les responderá: “Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

Luego dirá a los de su izquierda: “Aléjense de mí, malditos; vayan al fuego eterno que fue preparado para el demonio y sus ángeles, porque tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber; era forastero, y no me alojaron; estaba desnudo, y no me vistieron; enfermo y preso, y no me visitaron”.

Éstos, a su vez, le preguntarán: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, forastero o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?”

Y Él les responderá: “Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo”.Éstos irán al castigo eterno, y los justos a la Vida eterna. Palabra del Señor.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page