top of page

TRAICIONADO

Las posibilidades de perversión del corazón humano son verdaderamente muchas, la única forma de remediarlas consiste en rechazar una visión individualista y autónoma y volver a ponerse siempre del lado de Jesús, asumiendo su punto de vista. Benedicto XI

Hoy en el Evangelio nos encontramos con Jesús, profundamente turbado… ¿por qué? Jesús está preocupado porque será traicionado por Judas, uno de sus discípulos... es cierto que a su alrededor había muchos que no lo amaban, y siempre trataban de ponerlo a prueba, pero si uno de los amigos elegidos para quedarse con él, hace un gesto similar podemos entender el dolor causado, tal vez tengamos algo de experiencia...

Estamos llamados a estar con él para participar de su amor, inclinémonos sobre el pecho de Jesús y confiemos en él. Queremos llegar al Calvario junto con Jesús como lo hizo Juan, mostrémosle nuestro amor en las cosas pequeñas, ¡la elección está en nosotros!


Uno de ustedes me entregará... No cantará el gallo antes que me hayas negado tres veces.

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan 13, 21-33. 36-38

Jesús, estando en la mesa con sus discípulos, se estremeció y manifestó claramente:

Les aseguro que uno de ustedes me entregará.

Los discípulos se miraban unos a otros, no sabiendo a quién se refería.

Uno de ellos -el discípulo al que Jesús amaba- estaba reclinado muy cerca de Jesús. Simón Pedro le hizo una seña y le dijo: Pregúntale a quién se refiere. Él se reclinó sobre Jesús y le preguntó: Señor, ¿quién es?

Jesús le respondió: Es aquel al que daré el bocado que voy a mojar en el plato.

Y mojando un bocado, se lo dio a Judas, hijo de Simón Iscariote. En cuanto recibió el bocado, Satanás entró en él. Jesús le dijo entonces: Realiza pronto lo que tienes que hacer.

Pero ninguno de los comensales comprendió por qué le decía esto. Como Judas estaba encargado de la bolsa común, algunos pensaban que Jesús quería decirle: Compra lo que hace falta para la fiesta, o bien que le mandaba dar algo a los pobres. Y en seguida, después de recibir el bocado, Judas salió. Ya era de noche.

Después que Judas salió, Jesús dijo:

Ahora el Hijo del hombre ha sido glorificado y Dios ha sido glorificado en Él. Si Dios ha sido glorificado en Él, también lo glorificará en sí mismo, y lo hará muy pronto.

Hijos míos, ya no estaré mucho tiempo con ustedes. Ustedes me buscarán, pero Yo les digo ahora lo mismo que dije a los judíos: “A donde Yo voy, ustedes no pueden venir”.

Simón Pedro le dijo: Señor, ¿a dónde vas?

Jesús le respondió: Adonde Yo voy, tú no puedes seguirme ahora, pero más adelante me seguirás.

Pedro le preguntó: ¿Señor, por qué no puedo seguirte ahora? Yo daré mi vida por ti.

Jesús le respondió: ¿Darás tu vida por mí? Te aseguro que no cantará el gallo antes que me hayas negado tres veces. Parola del Signore.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page